24 agosto, 2005

Love is Deafness


Como lo había comentado, hace tres semanas estoy trabajando con niños sordos, tres y quedan siete. Impresiona un poco, uno habla de "niños auditivos", uno se tapa la boca al hablar, para que no le lean los labios… gajes del enfoque auditivo-oral. Veo niños con trastornos generalizados del desarrollo también (o espectro autista), y nuevamente tengo que andar salvando los lentes del destrozo impulsivo. Es lo que hay.
Y en cierto sentido el asunto es así, simple amor por la sordera, por el sonido, por el fenómeno físico y fisiológico: fuera de tu cerebro el sonido es movimiento y dentro de el es electricidad, así nomás, todo el rato. Y todo el rato tu cerebro es una ensalada de impulsos nerviosos, un 24horas/7dias/12meses de festival eléctrico de fuegos artificiales en año nuevo. (Prometo post para el sonido y la electricidad)
Y que me ha llamado la atención en esto?

El piteo:
Lo mismo que una guitarra puesta frente a un amplificador, o como un micrófono descuidado frente a un parlante, los audífonos que usan los sordos en ciertas posiciones producen piteos, algo así como los "acoples" o chillidos …lo mismo que en el mundo del espectáculo, son bien agudos, intensos y notorios . Tales "piteos" pueden deberse a varias causas, siendo la mas frecuente que el audífono no se encuentre, en palabras muy simples, bien colocado en la oreja. Llevaba yo dos días en este nuevo centro y empiezo a sentir pitos a lo lejos: "chuta, me senté en un audífono, de más que lo hice tira, como lo voy a pagar…". Me paro, reviso. No ha audífono y sigo sintiendo los pitazos, siento que suenan levemente mas fuerte incluso. Me doy vuelta buscando la fuente sonora y veo un niño, me acerco a el. Lo veo y descubro que tiene un audífono independiente en cada oreja, y observo además que esta jugando. Me acerco y escucho un pitazo enorme: el niño se había levantado bruscamente para saludar a su mama…y así… cada vez que el niño jugaba o corría, pitazos iban y pitazos venían. Y esos pitazos, aun con la puerta abierta y en otra sala, eran claramente distinguibles. Después ya se me hicieron familiares.

Como oyen los sordos?
Si alguna vez se preguntaron ¿Cómo se escuchan lo sordos con sus audífonos? Yo, como audiofonologo en ciernes y normoyente,
puedo contestarles que es muy parecido a cuando uno escucha lo registrado en la grabadora, las misma que uno usa la para las entrevistas o para grabar clases. Un ejercicio bastante cercana a la audición de un sordo con audífonos es la siguiente:
Pon un cassette en tu grabadora casera, apretá rec y luego conéctale un par de headphones al plug de salida, luego camina por tu casa, por tu oficina, y date cuanta como se "siente absolutamente distinto"
el mundo desde el punto de vista de un micrófono (el del audífono del sordo, el de la grabadora en nuestro experimento). Raro. El asunto es que ellos se acostumbran, no les queda otra.

10 comentarios:

Cecilia dijo...

Pero si siempre se ha sido sordo, se sabe cuál es la diferencia entre escuchar desde una grabadora o sin ella?

librakaur dijo...

esto de los blog...todos los dias me impresiona...finalmente no sabemos nada de los otros...todo puede ser una ilusion ...me gusta leer sobre tu trabajo...me impresiona, siempre me ha impresionado el servicio...y aunque ganes plata con esta pega, igual es un tema de servicio lo tuyo...te felicito... ayudar a otros siempre nos trae satisfacciones...y niños...mejor aun...zuricate boy my pleasure

librakaur dijo...

ah!!! y lo cool de los blog es que no necesitas oir...eso es bueno!!!

-. gabito .- dijo...

ese es uno de mis peores terrores: la posibilidad de quedarme sordo. brrr!

Krista dijo...

Gracias a la Carito (profe DPA), a Persival y a la Rosario he aprendido lo diferente que es el mundo de los sordos y con códigos ultradiferentes y una sintaxis propia. Pero creo q al final todos nos entendemos de alguna forma. Eso es lo bkn del messenger y los blog (como decían más arriba)

HadeS dijo...

terminé de leerlo y me vinieron a la mente dos imágenes de "Amada inmortal": Gary "Beethoven" Oldman con la oreja pegada al piano, tocando Claro de Luna, para poder escucharla (ya empezaban los primeras manifestaciones de su sordera) y sobre el final de la película dirigiendo la Novena Sinfonía, totalmente sordo, donde se alterna el sonido "real" de la música con lo que él escuchaba (un murmullo seco y continuo). TERRIBLES IMÁGENES.
Gracias por este post, doc...

Anónimo dijo...

la leña es un buen amigo ...es un recurso renovable y de gran utilidad.

Gris dijo...

te conté que tengo una prima autista??? siempre he tenido curiosidad por saber por qué no habla bien, siendo que otros autistas compañeros de ella sí lo hacen...aunque ne tercera persona, pero bueh

un beso doc...

Anónimo dijo...

I have been looking for sites like this for a long time. Thank you! » » »

Anónimo dijo...

Best regards from NY! »