04 octubre, 2005

Jimmbo





Hay una vieja (setentera, en realidad) máxima que versa: “deja un cadáver hermoso, muere joven”. Y claro, Hendrix, Cobain, Morrison, Joplin y Bolan hicieron lo propio. Con la honrosa excepción de Bowie, el resto de las estrellas se hinchan y encorvan –como Brando o Morrisey-, o simplemente se arrugan –como Jagger-. Dean no cargó con tal vergüenza.
En realidad, Dean ni siquiera tuvo conciencia que cargaba consigo mismo. Mimado hasta el capricho, manierista y sofisticado hasta la pose, nunca tuvo real conciencia de lo que tenia entre manos. Si bien es cierto aquello de “la infancia difícil y lejana de sus padres” y “un pasado en pobreza”, Dean siempre fue un arribista. Otra gente con la misma historia hoy es millonaria (como la Cuca de las carriladas, por ejemplo). Snob seria un buen calificativo, aunque este necesariamente alude cierto conocimiento de las tendencias. Snob, en realidad, fue el leit motiv que levantó a Bowie en los tempranos 70s , cuando anduvo de tumbo en tumbo antes de Ziggy Stardust, informado, mateo y looser, postulante a great pretender, wannabe. Dean era mas bien envidioso, mimado. Ninguna era la diferencia con cualquiera de nosotros.
Jimmy (Dean) era el astro de la pataleta, incapaz de tomar conciencia más allá de sus impulsos y su querer, incapaz de darse cuenta que sus actos tenían siempre un impacto sobre alguien mas. Y eso es adolescencia. Pura. Ternura ante la falta de experiencia, compasión y despertar del instinto maternal. Nos pasó a todos.

Su gran marca fue la desfachatez de ser adolescente 24 horas, siete días a la semana, dentro y fuera del set, hasta la muerte, septiembre 30 del 55. Y eso es lo que nos gusta a todos, que Dean tuvo las patas de vivirse su puta vida sin remilgos, sin “que dirán”, consideraciones con el futuro o “acciones de política correcta”. Adentro y fuera de las películas Dean fue un torpe inconciente de hermoso rostro, hombre en ciernes, en dura y larga pelea por madurar, cayéndose constantemente y llorando cada una de las veces que estaba en el suelo (que fueron hartas). Cegado por la fama lo mismo que Kristell, llenándose de dulces y de amigos. Algodón de dulce después de todo, mucho volumen y color, puro aire.

No deja de ser chistoso referirse a el como REBELDE. Se es rebelde cuando se tiene conciencia, cuando se hace contracultura ex profeso. Jimmy era un niñito que apenas aprendía a caminar desafiante por las calles de su barrio, mientras por dentro se repetía “nada malo me va a pasar, nada malo”.

No tengo idea si era gay, actor o talentoso.
Tengo absoluta claridad de que es icono y referente. Cuando todos nosotros, día a día en nuestras vidas nos repetimos mentalmente “si no fuera por …. La dura que haría tal cosa”, el simplemente las hacia, y mas aun, hacia que se vieran lindas en pantalla. Y ahí esta el comienzo de todo, del culto, de la admiración, y finalmente, de la proyección.


Al morir Dean, se decapitó un referente para miles de adolescentes igual de mareados que el. Cuando estos adolescentes mareados envejecieron (sin madurar, desde luego), siguieron levantando el mito para que nuevas generaciones de adolescentes les entendieran, que supieran cuan rudo era vivir en la casa de tus padres y que tus padres no te comprendieran (QUE TIRE LA PRIMERA PIEDRA EL PRIMERO QUE LEA ESTAS LINEAS Y NO HAYA SENTIDO ESTO, QUE NO HAYA ESCUCHADO IMPOTENTE ESO DE “MIENTRAS VIVAS BAJO MI TECHO, VIVES BAJO MIS REGLAS”)

Es tal el impacto, que “Rebelde Sin Causa” es la piedra seminal del llanto adolescente al quejarse de lleno, fuente madre del genero audiovisual tenager que llega hasta “Beverly Hills 90210” o “Jamás Besada” con Drew Barrymore. Jimbo nos resume a todos los adolescentes, empezando por Holden Caufield del “Guardian en el Tejado”, para terminar, por ejemplo, con Matías Vicuña de “Mala Onda”.
Y luego ilustres carentes le revisitan, y haciendo propia y coherente su cita: Morrisey en el clip de “Everyday is like Sunday” o Brett Anderson de Suede en la canción “Daddy´s Spedding”, el pendejerio carismático de Damon Albarn en los 90s.

El tema es eternamente simple, y es el mismo que nos persigue a todos, y si no, a muchos de nosotros: Dean pago un precio alto, pero se quedo con la juventud eterna, para siempre.

Dean segun Aynna
Dean segun Gieb

6 comentarios:

Aynna Dannan dijo...

Muy wen post!!!
J. Dean.. eternamente rebelde y sobre todo joven..
Gracias por el guiño-link!!
Saludos

Selene.cl dijo...

Uf Perezito, este es tu tema, el escribir de íconos pop fallecidos, excelente, un placer leerte.

gieb dijo...

Que le puedo decir Sr. Pérez!!!!
Hay cosas que no tienen explicación, solo pasan... nos gustan o no. Así de simple.
Gracias por el link
Saludos

Nicolás dijo...

Bueno escritor de este post. Ud. me ha hecho ver "Rebelde sin Causa". Le cuento lo que me ha ocurrido luego de disfrutarla.

marcela paz dijo...

don perez,
haga lo que tiene que hacer, nosotras ya cumplimos.

Anónimo dijo...

Excellent, love it! Timeshare and opc and housing comparison house humidifier whole Arizona amado cherry bookcase business Google popup ad blocker