15 abril, 2006

MUTUO

Hace ya unos días que estoy de vuelta en Chile. Esta vez yo paseando uruguayos. De vuelta también a mi palafito, a Independencia 10 27 y a la literatura relacionada a cerebro izquierdo.

Me quedan cosas, aun no se si las podré contar alguna vez, no se si podré mantener la frescura y el interés sobre lo que remece en el momento, y no continua remeciendo al día siguiente, no por intrascendente, sino por que al siguiente jornal sucede algo igual o más impactante. Whatever.

Me marca, eso si, lo que los uruguayos llaman AYUDA MUTUA, que traducido a palabras chilenas sería algo así como “el chaqueteo nunca existió, y vamos saliendo todos juntos pa delante”. Impensable, al menos en la idiosincrasia actual –neoliberal y desconfiada- de nuestro país, en el que cada uno boga por lo suyo. “En situación de conflicto, para nosotros la primera opción es juntarse para afrontar la dificultad” me gritaba la Negra, mientras nos tomábamos una Grapa Miel.

En Montevideo me quede alojando en una cooperativa (COVICIVI), que lejos de ser una oficina de gestión empresarial, era UN EDIFICIO DE DEPARTAMENTOS CON ESTILO MEDITERRANEO EN EL CUAL VIVIAN SUS COOPERATIVISTAS. Así nomás. Como si fuera poco LOS COOPERATIVISTAS HABIAN CONSTRUIDO TAL EDIFICIO con sus propias manos: en las horas libres, con apoyo de familiares y amigos. Ok, entiendo la incredulidad.

El sistema de Cooperativas de Vivienda uruguayo es objeto de estudio internacional: familias con necesidad de techo se asocian para pedir un préstamo al estado y construir sus viviendas, para comprar materiales y pagar los servicios de las actividades que no sean capaces de hacer por si mismos. Recibido el préstamo (que puede tardar años) se ahorran la mano de obra trabajando ellos mismos, levantando paredes, acarreando cemento en baldes, subiéndose a levantar techos. Construyen áreas comunes para no restar espacio de cada familia: salas de reuniones para los cumpleaños, matrimonios y asambleas, patios espaciosos hasta con multicancha, estacionamientos, tendederos que más bien parecen miradores de lujo. Nadie sabe para quien trabaja y a nadie le importa, puesto que todo es de todos. Solo cuando la construcción esta completamente terminada se reparten las casas o departamentos, al azar. Todos tomaron parte en la construcción de lo de todos, de la cooperativa de la que son dueños todos, y no cada familia dueña de su departamento. A-SI-NO-MAS. Lo que pasa puertas adentro del departamento que ocupas es asunto tuyo, siempre y cuando no dañe el patrimonio del conjunto.


En Chile un grupo de allegados se toma un terreno, lo divide en pedazos y reproduce a mini escala la lógica neoliberal: egotismo, desconfianza, competencia. En Uruguay, tras la debacle económica del 2002, un grupo de venidos a menos se asienta en un predio estatal, hace ranchos costaneros (habitaciones hechas de corteza de árbol), y se organiza en una cooperativa para pedir el préstamo al gobierno. El gobierno les ofrece casas estatales, y la cooperativa las rechaza porque CON LA PLATA USADA EN ESAS VIVIENDAS Y SUS MANOS pueden hacer viviendas MEJORES. La cooperativa 24 de septiembre gana el gallito, y obtiene el préstamo, solventándose sobre la lógica de la propiedad colectiva, la confianza y la colaboración. En Chile si te ofrecen una salida rápida la aceptas y ya. Estuve tanto en la toma de la 24 de mayo como en la Toma de Peñalolen. No way.

Como buen Chileno le busco la falla al modelo: se demoran más tiempo, pero construyen identidad de grupo, de colectivo, la cual los protege frente a la noxa. No encuentro más fallas, solo que el 40 por ciento de las viviendas charruas son cooperativas. Viví en una, visité otra, visite una en construcción –la 24 de sep, con los ranchos al lado- y construí en otra.

Mi limitado cerebro chileno aun no puede juntar las partes.

12 comentarios:

Cristy dijo...

El medio ejemplo!!!!....definitivamente es pa no creer...que cresta le pasa a nuestra gente???
mmmmmmmmmmm..partamos averiguando que pasa con los ejemplos chilenos ..debe haber algo por ahi.....su comundad más que sea...organización y participación son las palabras...

J. dijo...

Que heavy...

Osea.. la gente de uruguay no paece más buena.. ES más buena!

Un techo para chile busca eso, la construcción en conjunto, pero lo que tu cuentas tiene escala superior, y sin duda forma a familias comprometidas con su medio, lo que hace que lo cuide y proteja, es decir no va a vender el water y el lavamanos, y lo más probable es que tampoco permitirían que empiecen a vender droga en la esquina.

Slds

chelin dijo...

saludos querido perez
no sabia que habias vuelto, pense llamarte, pero me dio cosa que estuvieras en el extranjero y si llamaba, capaz que a tu mamá le diera pena y yo no se liar con ese tipo de cosas a veces.
Bueno yo creo que en el momento de la desesperanza te vuelves egoista, y chile se caracteriza por eso, por ser un pais desesperanzado, de ahí que acepte las primeras soluciones y no crea en el trabajo en equipo, pero ese egoismo con cola entre las piernas se refleja en todo estrato y todos tenemos algo de eso. Es una lastima pero asi es la realidad. Solo uno debe recordar las marchas por el credito universitario apenas te daban humo blanco y altiro se bajaba la toma, aunque uno sabia qe era solucion del año. Quizas esa es la idiosincracia del chileno.
Me alegro que hayas visto ese concepto de cooperativa. Yo aun quiro conocer la experiencia de los sin tierra en brasil, he oido que es algo impresionante el trabajo en equipo que logran.

Sorecita dijo...

bueno...las cosas funcionan diferente aca...todo lo que se pretende hacer como trabajo en equipo, termina siendo la oportunidad para alguien mas vivo que aprovecha de obtener beneficios y poder en base al trabajo de los demás...

...creo que esa capacidad impresionante que tenemos de tratar de sacar tajadas (algo como la ocasion hace al ladron o la pilleria del chileno)nos hace vulnerables a no creer en los demas (no hay ladron que no crea que le quieren robar) y por ende a la no existencia del trabajo real en equipo (sin mencionar el chaqueteo, las envidias y los meritos por la buena onda, que rigen el funcionamiento de toda la maquinaria en este pais pública y privada)

Besos
Las Sores

(cuando me vas a llamar.....cuando vas a venir.....cuando ahhhh!!!)

Te quiero

Krista dijo...

Que provechoso tu viaje Persival. muy bello eso de las cooperativas, q ejemplo nos dan.

Oscar dijo...

bakán, que quieres que te diga, me gustó el estilo uruguayo...
pero, acá... mientras mas rapido y facil, mejor y si es gratis, mejor aún.
Es todo un tema y de verdad la realidad utuguaya, merece un análisis mas a fondo y ver la factibilidad de traerlo acá...
Perez, como futuro ministro de Mideplan en la resistencia, será tu labor llevarlo a cabo.
saludos.

Aynna Dannan dijo...

Qué wena experiencia, Pérez!!
Bien que la hayas vivido, mejor que la compartas!!
No sé si llamarla.. increíble??
Lo creo. Lo creo de los uruguayos, mientras seguimos viendo las "tomas" chilensis y el "chaqueteo" chilensis..
Lo mejor es que al contruir ellos mismos sus casas, supongo que no se encontraran con casas que se gotean, que se desarman solas y por ende sin casas de plástico...
Saludos con abrazos.

Anónimo dijo...

Hola!! Soy Magalí...sí Magalí con acento en la í, ni Magali ni Magaly...
Soy uruguaya, hace 4 años que vivo acá (mi marido es chilenis) y la verdad es que las cosas que hablás de Uruguay me dejaron tan feliz...
Si bien tenemos mil defectos. A veces una necesita de una mirada objetiva o extranjera como la tuya Pérez, para caer en la cuenta que sigo amando a mi país, y qué bueno que te gustó tanto!!
Salud por Uruguay, por Chile, por tu óptica y las cooperativas!!

m a g a

Anónimo dijo...

Very best site. Keep working. Will return in the near future.
»

Anónimo dijo...

Greets to the webmaster of this wonderful site! Keep up the good work. Thanks.
»

Anónimo dijo...

Great site loved it alot, will come back and visit again.
»

Anónimo dijo...

desde la unidad de estudios cooperativos de la universidad de la república, salú compa

Los subditos de la negra