12 junio, 2006

Music Saves

No sólo se me olvidaba, sino un día simplemente lo olvidé. Hay tanto que cumplir, tanto que rendir: deber leer tantos kilos de texto para poder resumir en un par de líneas, en la entrega de un avaro informe, en la respuesta –oral o escrita- que intercambias por un número azul o rojo. Y lo evidente por evidente se obvia, y por obvio se olvida.
Meses revisando libros técnicos, haciendo oídos y ojos sordos a los estímulos que distraen y por ende te hacen perder el tiempo, el hilo del rendimiento. No Hush hush, no anfetamine, nor cinema, music, historias. Tons of fake movie cds on my desk (luca cada uno), libros nuevos aun embalados, cientos de mp3 que conozco de vista en el monitor
pero no de oído la corteza auditiva.
Till now.
Time.
F**cking Finally.

Sábado. Hora de Once. Estufa, Audífonos, Sofá, Forever Changes vs Oceanía, tejido (actividad semiautomática que permite no desconcentrarse).
En año nuevo Roberto me decía “Escribir Salva”, mientras yo lo miraba con la nariz arriscada: No Roberto, la Música Salva.
Acabo de recuperar la capacidad de ser/sentir/validar lo cursi a través de la música, de permitir que en los acordes se me cuele la alegría y la carne de lo que escucho por las orejas, de inquietarme y empatizar con el temple de ánimo del que se desanima, desangra o reencanta antes de entrar por su micrófono y salir por mi audífono.
Viajando de Andes a Atlántico no solo me hacía sentido Colectivo Etéreo (“lo importante es viajar de noche, salir de un pueblo antes siquiera se hayan dado cuenta que entraste en el”), sino de vuelta en 1º de mayo entendía con moco eso que Coldplay canta en “The Hardest Part”. Más atrás, en serio que solo en Niebla se puede entender “Los Barcos” y “El Gran Mal”. Momentos mínimos y mudos, la preocupación de rendir debe ser mas fuerte.
El jueves E.R. me decía que la música es su aire, yo arriscando las cejas. Y si, es verdad, no es aire, sino estremecimiento, temblor, salto, grito, transpiración y cansancio: vivencia.
Y no quiero, sino que VUELVO a vivir de la música, a imaginar con banda sonora, a pensar con canciones de background, a tararear al caminar por la calle, a traducir en palabras lo que music sounds on me, a escribir con música, a partir de la música y de música.
Que si yo me electrizo o me energizo con una canción, debe haber alguien más a quien le suceda eso, no nos pasó con Mozz en Chile, Goo, Sol, Mpac? Acaso no somos todos un poco viudos/as de Buckley? La música daña, también.
(Ok, no a todos nos gusta la gasolina.)

Finalmente, como le decía también a E.R., la música es información, y como tal ES IMPERATIVO compartirla, que pase de mano en mano, que fluya. Es un regalo, y los regalos se comparten.

10 comentarios:

Sorecita dijo...

pase por aqui

audiofonico dijo...

gracias por november.
pre-cio-sa. lagrimeada y todo
me resulto. ufffffffff.
dmirowejfi45wngfn45fjg43j9fopk3fj
fm3oij043wjmofjok5pomo45f4-
y si, la musica se va transformando
en globulos rojos y blancos,
y transitan por las venas como estrellas como dicen los flaming.
e insisto, aqui, las teclas se me hacen poco y nada como mecanismo
de transmicion. te dire por tanto, cosas:
-le hable a la pancha de ti.
-vi la pelicula anoche muy nervioso.
-yo, todo el sabado hize manualidades.
-love las cagaron.
-si me regalan un sane nuss, no
lo comparto.

espero veros luegod.

Krista dijo...

puxas perez, me encanta q seas tan sensible...
a mí me falta música
jajajaja
besos

Iván dijo...

Yo estoy peinando la muñeca con Vespertine
ailafim-ailafim-ailafim...
¿Por qué pronuncia tan mal el inglés?
Me pasa que cuando pienso en música me cuesta leer. ¿será que con los años los canales de percepción se hacen exclusivos y no pueden llevar dos tipos de información?
Además que con la guagua ando con sueño. Y con sueño es más fácil escuchar música que leer.
Saludos.
Ya que no llamas te llamaré.

gieb dijo...

A veces es mejor "bajarle el perfil" a la música... es más sano.

¿o no?

Learsi dijo...

Well My dear friend... at least can post... finally can have a time...

la musica.... ese bien tan preciado que tenemos...ese amigo incondicional...ese que no te defrauda... que te ama... te odia... y te idiotiza...

la musica pa mi es un amigo importante... la tarareo... la canto y la tradusco...

la mejor para el camino....


Man.... toy colapsado de pruebas...encarcelado en la U... en los fucking estudios y too...pero weno...yo escogí esto...que triste es mi vida...jajajja... ya habrá tiempo pa un rico chocolate caliente..te lo aseguro...

se cuida mi estimado...

Anónimo dijo...

te quedo pulento!
la raja la foto del pasto!
yo!
el diablo cachai?

Perséfone dijo...

Guau, veo muchos cambios por aquí, parece que ha ambos nos dio con lo de la remodelación. Tendrás que darme algunos datos.
Abrazos.-

Selene.cl dijo...

Vaya... el cambio se debe a... que ya eres pro?... o por otras cosas?

Abasho

pablo rosenzvaig dijo...

no sé si es la música o los libros o una pelicula´o un amigo, pero yo creo que salvarse a veces es ser y dejar de ser uno.
La música a veces te divide,en otras te suma o te multiplica.
Y cualquiera de estas cosas sean negativas o no no restan nada.
Es escuchar lo que ya dijiste en palabras de otro.
Lo que no dijiste y lo pensó la punta de tu lengua.
Lo que nunca podrías haber dicho y te habría gustado decir.
Lo que nunca podrías haber dicho y habrías odiado decir.
Lo que quisiste decir y no dijiste por respeto.
Lo que quisiste decir y no dijiste por cobardía.
Lo que no quisiste decir y dijiste.
Lo que intentas escribir pero por algo no es una canción.
Saludos desde la tierra del intolerante.