29 mayo, 2007

New Year´s Prayer

El deseo de mirar y dejar en la película tu estampa religiosa, que ojala se cumpla siempre. Que se note tanto como sea posible esta iluminación artificiosa, elegante pero evidente, tan buscada y prefabricada como egoísta y caprichosa. Que se note en el mundo que nadie más sufre como tú, y que nadie sea capaz de cristalizar el dolor en objetos de arte, daño y preciosura como tu guiaste . Que el resto envidie, desentienda, mire mal. Qué la mayor parte sabrá degustar esta carne y sudor sangrantes, esta tristeza que al morir se quedó en nuestras espaldas como herencia y testimonio irrefutable de vuestra grandilocuencia, de tu sacrificio absurdo. De la pose estudiada y la afectación precisa, de esa sensibilidad que cuesta tanto mantener y tanto también hacer coherente con el ansia de fama, de trascendencia. De la presencia infinita que debes a los iluminados que has permitido te vean. Ja.

De parte de nosotros, quienes te escuchamos aún, solo queda la devoción. El dolor perpetuo por la pérdida, no de ti como persona o icono, sino como escriba del desapego y la dolencia. Pienso que hace dos años escribía otro más de estos obituarios que se sienten tal procesión obsesiva y muda. Pienso que el año 97 miraba tu edad como algo lejano, como Joplin y Cobain coincidentes. Siento que este año veo hacia atrás, hacía mi vida y mis 27 años. Que HOY 29 de mayo, 10 años después, soy mayor que tu Jeff. No se si sirva de algo, desde luego.

Hoy te atesoro por la pérdida. Por el recuerdo de una obra de teatro escrita y que se pierde amarilla y decidida en un cajón, como una servilleta de cumpleaños, por que ya nada de lo escrito allí me hace sentido hoy, no más que una broma juvenil, al menos. Pérdida porque tus palabras no hacen eco en sí mismas sino en la enfermedad de cantarlas a oscuras y con los ojos cerrados, siguiendo tu ejemplo. Gritando en la garganta, con los labios apretados y una lágrima rabiosa cayendo boca abajo. Por la puta pérdida. Por la decepción de diez años pastando amores y amistades de tetrapack (y sobre todo tu, que te cante mil veces everybodyherewantsyou, y hoy , here, you don´t seem to want anyone). Por mi imposibilidad de asumir un universo vacilante y sorprendente que entrega año con año nuevas caras y que ninguna pasa mas allá de dos años nuevos cerca, junto. Pérdida por que en serio se me hace difícil olvidar, que se me hace difícil no querer retener las cosas. Y este dolor brutal y mudo que significa saber el pasado, por fin, ido, sus esperanzas y sueños, sus logros y fracasos, y no tener ganas sino de arroparse en cama, mientras aun este tibia.
No hay que quién perdonar pues el perdón de mucho no importa ya.

En estos diez años desde tu muerte el imaginario se ha nutrido de imágenes de archivo, de recopilaciones y de gente protagonizando tus videos, mientras, solo en circunstancia, por esa casualidad bien diseñada, pasa tu rostro de un lado al otro del screen. Lo que importa sigue siento tu gimoteo. Tus palabras que se valen de lagrimas, ayeres, caminos ciegos y reclamos de conciencia para pedir “quedate”, para reclamar que “soy el mejor para ti solo por que así lo siento”. Hacer valida la opción de reclamar por el objeto deseado, en amistad, amor o obsesión, por legitimar la elección de luchar por una persona que quieres contigo, por la valentía de querer ser egoísta, megalómano y ególatra simplemente por querer unos huesos con carne bañados de alma al lado tuyo, aunque venga una decepción después. Por tomar las armas que yo de plano desecho es que te sigo siguiendo, para aprovecharme de tu dolor y no sentir o crear el mío.
Y te creo, de believe y de create. Pues en el intento de hacerte profeta y de construir sin querer queriendo el referéndum del impulso afectivo, te levanto yo mismo como Mesías, y te creo la pose de Jesús doliente en sepia. El ahogo y la manía en tu ego inflado e infartante, en tu imagen bíblica y musical de ti mismo. Que injustamente ahogado ante tu manía y tu promisoria carrera respiraste al barro y luego subiste a youtube, como cadena que no hay que romper y tal.
Te sigo tributando por que experimentarte me revuelve las manos, me hace escribirte y escribir, desearlo nuevamente, aunque ya no sienta que sirva.
Descargable tu album recocido 2007, grandes exitos (?) en parte uno y dos. pass = sharedmp3.net

20 mayo, 2007

Hebra

Debe haber una fibra en la cuerda dorsal que explique, sin recurrir a la neurobiología, eso que se siente como estremecimiento. Una hebra que al ser pulsada, como la cuerda de una guitarra o el rasgar de las uñas en el vidrio, trasmita un tiritón de sudor seco y simultáneo, dejando la corporalidad llena de cosquilleo helado.
En mi memoria profunda, en una arruga del cerebro cerca del lóbulo límbico, aloja la imagen del almuerzo escuchando Mocedades en la Cooperativa, de aprender a bailar trote, Gorro de lana y la refalosa de doña Javiera Carrera para el acto de día de la madre o 18 de sept, de "yo me llamo Ándres y soy un pez" o " a mi mono le gusta la lechuga" de Mazapan. El recalentado patriótico y comprometido pero infértil de Juan la Rivera o Rencoret en Chilenazo. La procesión evangélica cantante de esquina a esquina en tarde de domingo y tanto "no soy artista ni tampoco quiero se menos" de garganta a medio gastar en las micros amarillas. Después de todo esto la conciencia, la opción de elegir, la música en inglés y lo ya conocido.
Pues mas allá del (re)buscado sentido de lo chileno (destilado en el criollismo de luxe de Los Tres) hay -creo- más chilenidad en Los Venegas que en Lalo Parra. Lo evidente por obvio se obvia, luego lo obvio se olvida. De la nada, aparece Gepe, en lo obvio, y en el camino se tropieza con la hebra de la intimidad casera, y sacude lo propio para hacerlo visible de nuevo.
Hungría ya no es inocentón, sino reclamante como tanta paloma ausente (8tema), de urgencia menos contenida y desilución mas ruda (celosia) por más acompañamiento evangélico (samoriseva) o arreglo amigable (esgrima) que se use en el telón de fondo. Al desnudo, con equivocaciones, no acordándose de los acordes, empezando de nuevo, lo que persiste siempre son las canciones, los esqueletos de guitarra -como en gepinto y en 5 x 5-. Lo que persite, justamente, es la alusión a lo que esta guardado en la memoria de todos nosotros, lo que nos hace tan fácil hacer las palmas de una cueca y no -por ejemplo- seguir el ritmo de una samba. Tanto en Gepe como en nosotros hay Mazapan, Gorro de Lana y Adios General micrero. Debe ser finalmente eso, que razgueado y punteado con rabia ya no contenida, lo que conmueve de Gepe. Whatever. de verdá no importa, ya se puede olvidars.
bueno, esto intento ser un comentario y ya no lo es, who cares. escriba el propio.

01 mayo, 2007

Default



mmmmm. mes nuevo. harta música nueva, esperada tb. lanzamientos les dicen, esperanzas, ansiedad, impaciencia y curiosidad mejor dicho. Je.

primero lo primero. la mutación de lo conocido, el corte de pelo que te hace ver muy distinto pero que de alguna forma mantiene los razgos faciales. como cuando uno se corta el pelo y se ve cabezón o orejón, pero con un gorro se ve igual que antes, je. Ge. Gepe, adelanta parte de su segundo albun HUNGRÍA con la canción Celosía (<---descargable).

tras años de sufrimiento, introspeccion y profundidad, de experimento y de dar vuelta la tuerca hasta que el perno pierde el hilo, Bjork promete un disco más ¿bailable? menos ¿denso? y pone a disposición del estimado algo llamado Volta, que a mi modesto parecer recuerda, recuese y recicla todo lo antes oído en su repertorio, no necesariamente novedoseando. bajelo acá.
finalmente, el amigo de todos, guatón parrillero, el que le arregló la fiesta y volvio viable las inversiones de la Nelly, el Justin y hasta la Bjork, se pone los pantalones largos del traje dos piezas pa mostrar la fiesta organizada ahora de local... y de no ser por algunos momentos, parece que los invitados le roban el protagonismo al dueño de casa. Timbaland 2007 y sus amigos descargable acá.



ESO