02 julio, 2007

Bio

(esto no es un post retórico, sino una trascripción a grafemas de algo que sucedió). (recordar partes de lo que oí en palabras, pues lo que oí en música no lo puedo transcribir).

a propósito del invierno, poner un pie bien afirmado sobre el suelo, la planta desde el talón y hasta los dedos, mejor ambos pies, y dejar el pecho abierto para captar la resonancia de la fruta, la creatividad del fuego, el oído eterno y contenedor de un aire que siempre escucha. a propósito de un padre invierno que a través de su agua llueve y limpia, oxigena enfría, que regenera desde el sueño, para después hacerse biología y brote desde la pausa. desde el recogerse llevando las rodillas al pecho y después la frente a las rodillas, y oír como el aire cae arrastrado por las gotas que rebotan sobre el frío, por las que corren lentamente por los vidrios.
no es tiempo de recoger sino de recogimiento y ciclaje, candente sólo desde el núcleo, inmóvil hacia los bordes, tiempo de reorganización de la pared celular

ok. no lo haga. pero se lo recomiendo.

ponga una mano en su corazón y levante la otra hacia el cielo, respire progresivamente más profundo, y en la inspiración intente que sea el aire el que entra por su mano, el que pasa luego por su brazo, su espalda y por el otro brazo, terminando como energía helada y creadora en el mismo corazón. respire cada vez más y sienta como el aire sobre su mano, como el cielo sobre su aire y el cosmos sobre su cielo, entran por su brazo, y pasan por la espalda y terminan hinchando el corazón, incrustando cristales de naturaleza, de viento, de clorofila y de luz helada en esta existencia invernal que solo quiere saber del gasto mínimo de energía, de dormir23 horas por día y de no ser capaz de ver un nuevo verano al fin del equinoccio.

José González puede hacer mil y un sonidos, llámense acordes, rasgueo, percusión, arpegio o cualquiera denominación alguna, y todos ellos se hacen certeros tanto en la oscuridad de la tarde como en la niebla de una mañana nublada. lo importante es lo que va dentro, la contención, lo abrigado abajo de la bufanda , la parca , los chalecos y la camiseta. Su disco descargable acá, para este invierno.

8 comentarios:

Krista dijo...

Welcome back.
¿cómo va todo por allá?

J. dijo...

Como que no ando con sensibilidad invernal, tal vez mañana que llueve.

Slds

Gisofania dijo...

no hubo caso con la terapia indicada; se ve que debo sufrir algún asma existencial que impide la eficacia del tratamiento (o lo mío es irremediable).
estoy bajando la música que ud. tan generosamente ofrece, después le cuento cómo fue la recepción.

abrazos renovados [nueva tristeza, nuevo blog, pase]!

Katita dijo...

saludos, me gustó tu ejercicio, algo parecido uno hace en aikido... bacan saludos totales...

Solylunnyta dijo...

Te habia dicho que eres un lindo¡¡¡¡

de todas maneras....Si hicieras yoga...sería peor...

Besos

Cristy dijo...

es verdad es lindo...te quero...

kyol dijo...

ohhh adoro..las melodías, los sabores y los colores del invierno...

si si
si

tocadiscos dijo...

Hola, pasaba a saludar...¿todo bien?