26 enero, 2008

Antes que todo

antes, al final del día anotaba quien había llamado, para acordarme después
antes, esperaba regalos, pedía regalos

ahora las cosas son más fomes, al menos el mismo día
ahora los que quieren, los que nos queremos se dejan caer por acá sin mas ni más

hay comida preparada
si alguien quiere traiga algo para la once
eso

empecé los treinta en un galpón escuchando un nuevo genio songwriter en vivo
con 4 bloggers, de casualidad

no puede ser mas clara la circunstancia.
empiezan los mejores años
ojala, ojaila, ojalito

de ahora y en adelante,
del año
y de la fecha que me pidan